+ ¿Comprar o arrendar?

31 Enero 2010 - Revista la barra Ed. 36 - Por Natalia Mejia

Al hallar el inmueble ideal, los empresarios se pueden encontrar ante la disyuntiva de adquirirlo o alquilarlo ¿Qué es más conveniente Vea los parámetros que servirán para tomar la decisión correcta.

Al buscar la casa o el local que se ajusta a las necesidades del negocio que tiene en mente, es necesario contemplar variables como el valor del metro cuadrado en una zona comercial, estratégicamente ubicada de acuerdo al grupo objetivo del restaurante; el valor de la prima que debe pagar para la adquisición del local; el tipo de adecuación permitida según normas de curaduría, reglamento de propiedad horizontal y/o manual de vitrinismo; el tipo de adecuación arquitectónica posible; el arreglo que requiere el local para lograr la imagen corporativa de su marca y el mobiliario que necesita el restaurante para que los clientes se sientan a gusto. Así mismo, dependiendo de las adecuaciones permitidas y de la imagen corporativa escogida, recuerde destinar una partida presupuestal para llevar a cabo las obras y el mercadeo que debe realizar para dar a conocer el negocio. En cualquier caso, planee un fujo de caja para que su negocio funcione adecuadamente.

REMODELAR EN CASA AJENA

Si piensa hacer una remodelación que valorizará el local, tales como mejoras de fachada, cambio de piso, cambio de tuberías eléctricas o hidráulicas, se podrá negociar con el propietario para que los costos de éstas sean asumidos por ambas. Todo lo que se instale en el local por cuenta del arrendatario se podrá retirar, en el momento de la devolución del mismo. En caso de que el propietario quiera quedarse con algo instalado, se podrá descontar del valor del canon de arrendamiento previamente. Es importante que el dueño conozca las remodelaciones que llevará a cabo para su respectiva aprobación y para determinar el estado y condiciones en las que se debe entregar el local a la fnalización del contrato.
Lo más importante es que se asegure de no hacer un adecuación demasiado costosa con la que no pueda lograr el retorno de la inversión.

DEMOLER O REMODELAR LO PROPIO

En el caso de demoler y construir nuevamente, se está dando respuesta a las necesidades específcas del negocio, lo cual es muy importante para lograr los resultados esperados en el proyecto, además de lograr la imagen específca para el local. Para demoler y construir nuevamente es importante conocer las normativas de construcción y estar seguros que la ley permita hacer las modifcaciones que se desean, en cuanto a altura, usos, etc.
La demolición es más costosa teniendo en cuenta que se deberá incluir desde la expedición de una nueva licencia de construcción, estructura, cubierta, redes, hasta acabados fnales de obra como el mobiliario que quisiera ponerle al restaurante.En el caso de remodelar sin destruir, aunque está limitado por las características espaciales de la edifcación que ya cuenta con una licencia, podrá hacer modifcaciones de la estructura, si es estrictamente necesario, para el buen funcionamiento de su restaurante, y si la norma se lo permite.

Según el caso, debe pedir modifcación de licencia o permiso para reparaciones locativas. Una vez tenga las características espaciales que requiere su restaurante, podrá poner los acabados más convenientes, según la identidad de su restaurante. Esta opción es defnitivamente más rápida y menos costosa. Los precios que se manejan para compra por metro cuadrado, varían mucho de ciudad en ciudad e incluso dentro de la misma metrópoli se experimentan cambios radicales según la ubicación del local. Igualmente, el valor del arriendo y el de las primas que se utilizan en los contratos son independientes para cada ciudad; al igual que los gastos en que se incurre para desarrollar las remodelaciones, adecuaciones, cambios de mobiliario, y licencias de construcción. Sin embargo, las prácticas empresariales que se utilizan para la compra o arriendo de estos locales comerciales son similares en las diferentes ciudades.